El espectáculo de Lady Gaga sorprende en Barcelona

 La cantante vomita sobre el escenario igual que Justin Bieber hace una semana

Lady Gaga vuelve a ser motivo de noticia. Sus apariciones en los medios siempre generan expectación y controversia por múltiples motivos, pero son muy pocos los que dudan de su profesionalidad y del amor que deposita en su trabajo. La Madre de los Monstruos ha llevado esta afirmación a otro nivel. Así, ayer se presentó en su concierto en Barcelona ofreciendo un nuevo show que no dejó a nadie indiferente.

Sus cambios de vestuario volvieron a ser una de las piezas angulares de su espectáculo, un engranaje perfectamente engrasado, en el que tanto bailarines como la propia estrella supieron satisfacer a los miles de fans que se dieron cita en el Palau San Jordi. El estadio, como no podía ser menos, estaba a rebosar de los miles de fans que se agolparon a su entrada desde días antes esperando conseguir los mejores puestos para ver a la diva y disfrutar de su concierto lo más cerca posible.

Muchos han cuestionado su estilismo, sus letras o su actitud, pero pocos han puesto en duda su profesionalidad y su forma de trabajar. Con varios millones de fans por todo el mundo, Lady Gaga parece ser para sus seguidores mucho más que un simple ídolo musical. Para muchos es un salvoconducto de la vida real, una nueva forma de sentirse comprendidos e integrados. Little Monsters, así los llama ella, y así lo han aceptado e interiorizado ellos, muchos miles de jóvenes, y no tan jóvenes, que se enorgullecen de formar parte del “selecto” clan.

Sigue leyendo