La agenda del periodista de internet

Richard Craig señala en su libro “Online Journalism”, que para el periodismo en línea es tan importante como en cualquier otro soporte comprender las prácticas del medio en el que se trabaja; en el caso del periodismo digital: Internet.

En la red hay una gran cantidad de información con credibilidad muy variable. Rumores y noticias falsas se hacen pasar por noticias reales y conviven con noticias legitimadas. En este contexto, es más necesario que nunca comprobar las fuentes y la información, para asegurarse de que la labor del periodista, así como la ética profesional, son respetados en las páginas web.

Ante esta realidad, en la que el periodista ya no es el único con la capacidad para producir contenidos, y con las tendencias actuales de la globalización económica y de la información, se crea un mundo informativo inabarcable, un nuevo universo que Luís Álvarez Pousa, profesor de Periodismo Especializado da la Universidad de Santiago de Compostela, llama “angustia antropomórfica”. Un nuevo entorno en el que se pierden los referentes y aumenta la sensación de “caos” debido a la multiplicación de los medios y de la información impulsados por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y la reducción de costes. Por esta razón, la agenda de contactos del periodista adquiere una nueva dimensión en el medio Internet, en la que se hace aún más necesaria la elaboración de una lista fiable de fuentes, que permitan controlar el flujo de información y separar las mejores y más fiables del mar de datos que inundan la web.

La agenda profesional del periodista es definida por Pepe Rodríguez, profesor de Periodismo de Investigación en la Universidad Autónoma de Barcelona, como “su corazón, el centro y motor de un sistema complejo, que tarda años en formarse, del que depende todo su trabajo cotidiano y hasta el conjunto de su trayectoria profesional”. Se entiende, por tanto, que la agenda es una herramienta imprescindible para todos los periodistas. Es por ello, por lo que este instrumento también ha tenido que evolucionar pues, como ya mencionamos, hoy en día su trabajo se desenvuelve también a través de internet, y ya no llega con la agenda de contactos tradicional, los periodistas deben contar ahora con otras fuentes de información digital, fiables y con información igualmente verificada y contrastada.

Tener una lista de sitios de Internet, o recurrir a medios de fuentes web (como RSS o Atom) es cada vez más indispensable. Y lo mismo ocurre con la información recogida por otros internautas, pues permite acceder a muchos contenidos desconocidos y acercarse a los acontecimientos de formas imposibles antes del nacimiento de Internet. Sin embargo, estos contenidos no siempre son veraces ni imparciales, por lo que es trabajo del periodista saber identificar estos problemas, y verificar la fiabilidad y veracidad de los datos.

Gracias a este proceso, el periodista puede elaborar poco a poco su agenda, en la que ya ha identificado las fuentes de información en las que puede confiar y a las que puede recurrir a la hora de conseguir información o desarrollar la agenda temática de su medio. Los principios del periodismo tradicional son aplicables, por tanto, al periodismo en línea, y todos ellos deben regirse por los mismos estándares que en la vida real; ha de ser el periodista el que se adapte tanto a unos como otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s